El rider de Protest Andri Ragettli consiguió este fin de semana el oro masculino en la categoría de Freeski Slopestyle en el Campeonato del Mundo FIS de Snowboard y Freeski en Aspen.

Lo acompañaron en el pódium los riders americanos Colby Stevenson y Alex Hall. Ragettli conseguió el primer puesto al anotar 90.65 en su tercera y última carrera pese al intenso viento que vaticinaba una fuerte tormenta invernal. El joven de 22 años, que ha sido imagen de varias campañas de la marca de esquí Protest, se perdió los campeonatos mundiales de 2019 a causa de una lesión. La única vez que compitió, consiguió el sexto lugar en los mundiales de 2017. «Sabía que podía mejorar la segunda vuelta, así que es era mi intención en la última vuelta, aterricé excelente y me llevé la victoria», ha confesado Ragettli, que también ganó el oro en los X Games de Aspen en enero.

“Aquí estamos 4 años después, bien de salud y más hambrientos que nunca. La tercera y última carrera fue mi última oportunidad, ¡me presioné MUCHO! Algo que necesito para rendir al máximo.» Ha confesado el rider en su cuenta de Instagram donde el esquiador suizo ha aprovechado para agradecer a su familia, amigos y sponsors el apoyo recibido.

Por su parte, la rider catalana Queralt Castellet ha conseguido el bronce en la categoría de halfpipe de los Mundiales FIS en Aspen. Una excelente tercera ronda le ha otorgado a Queralt la merecidísima victoria en Aspen en la categoría femenina.

  Thibault Magnin consigue una TOP 10 en las finales de Big Air en los Mundiales Freeski de Aspen (EEUU)