Soloski.net La web de la Nieve desde 1.997

Soloski es un portal a los deportes de inverno, con información de Estaciones de esquí, competiciones, el Tiempo,..

Reportaje de la Estación de esquí de Châtel (Alpes Franceses)

Reportaje de la Estación de esquí de Châtel (Alpes Franceses)

Châtel es un pequeño pueblo de montaña situado en una ladera soleada al final del Valle del Abondance (Abundacia en Castellano), un valle estrecho y largo que hace de frontera con Suiza. A parte del esquí (hay tres estaciones en el valle), es conocido por un queso del mismo nombre, Abondance.

La estación forma parte del macrodominio Franco-Suizo de les Portes du Soleil. Châtel tiene dos vertientes, la más familiar y sencilla, que enlaza con las estaciones vecinas de Chapelle d´Abondance, Torgon y Morgins y otra mucho más concurrida y variada que enlaza con Avoriaz y por extensión con Morzine, Les Gets y la parte suiza del dominio.

Pistas
Como ya hemos comentado, hay dos zonas de pistas, no comunicadas entre si por remontes mecánicos, la parte de Super-Châtel Barbossine y luego Linga Pré-la-Joux.

La parte de Super-Châtel Barbossine no tiene nada de Super, es una pequeña estación con pistas en su mayoría fáciles y remontes un tanto trasnochados, todos excepto uno son arrastres, eso si el acceso se hace mediante un telecabina.

Esta zona comprende los dos lados de la montaña, la de encima del pueblo, con pistas cortas y fáciles y debido a su orientación menos innivada y la trasera con pistas más largas y mejor nieve, ninguna pista es complicada.

Respecto a Linga Pré-la-joux tiene dos accesos, uno al final de Châtel, llamado Villapeyron y otro más arriba, llamado Pré-la Joux, personalmente este es mucho más recomendable, ya que estamos en el medio de la zona, más cerca de Avoriaz y con un gran abanico de pistas menos masificadas, ya que en Villapeyron hay dos pistas que lleguan hasta abajo y están muy concurridas.

  Test de producto Casco Esquí Wedze FR900 Mips

Este sector es bonito y variado, con pistas para todos los niveles, espectaculares panorámicas y la posibilidad de pasar a Avoriaz, que complementa la oferta de pistas de calidad.

La estación tiene su punto culminante en la Tète du Linga a 2.156 metros acumulando un desnivel esquiable de casi 1.000 metros.

En esta zona los remontes son mucho más rápidos y modernos, la mayoría telesillas, alguna que pide a gritos una renovación, pero en general el nivel es bueno.

Como pistas recomendables hay la pista Chalet Neuf y la zona de Chapelle en Super-Châtel y Les Combes, Pré la Joux y les Rochassons en Linga.

Freestyle
La oferta es poca, pero existe, en la zona de Super-Châtel hay un pequeño snowpark con algunos módulos, eso si quienes busquen más que pasen a Avoriaz dónde la oferta es sensacional.

Servicios
Es un bonito pueblo con una oferta de servicios correcta, no hay mucho dónde mirar ni kilómetros de calles comerciales, pero es más que suficiente.

Para los padres de niños de menos de 3 años hay una excelente guardería en el centro del pueblo, que por un precio razonable cuidarán de nuestros churumbeles.

Como actividades de apresski hay el esquí nocturno, pista de trineos, pesca en un lago helado, patinaje, visitar una granja dónde se elabora el queso de Abondance,..

En medio de las pistas hay bares y restaurantes, algunos encantadores y con terrazas soleadas.

Los precios de la comida y bebidas nos han parecido un tanto altos.

La oferta gastronómica es buena, con una amplia variedad de platos típicos de los alpes y un ambiente muy agradable.

  ¿Por qué sería conveniente contar con un seguro para la práctica de deportes de invierno?

Alojamiento
La oferta de alojamiento es variada, pero no de alto nivel, hay hoteles y apartamentos pero nunca de lujo.

Los precios son correctos, pero os recomendamos que os alojéis cerca del centro ya que el pueblo es bastante disperso y así no tendréis que mover el coche para ir a todos los sitios.

El pueblo
El núcleo urbano está formado por cientos de chalets que poblan la ladera y el valle, la mayoría con su jardín, nevado en invierno. La estampa es bonita y agradable, se respira tranquilidad, excepto en la zona central y en la carretera que lleva a Suiza, que está más concurrida.

Las vistas son preciosas y es sencillo moverse por dentro. Eso si, hay bastantes cuestas, y si tenemos que andar mucho con las botas y los esquís a cuestas es mejor coger alguno de los buses gratuitos que recorren constantemente el pueblo.

Cómo llegar
Châtel está tocando el Lago Leman, a unos 530 kilómetros de la frontera de la Jonquera, en coche hay autopista hasta 60 kilómetros de la estación, en transporte público podemos volar a Ginebra, y desde allí hay autobuses que nos llevarán.

Selecciona Idioma »